Descubre el auténtico ambiente de Benidorm en el Fussion Primavera

La reseña de hoy la dedicamos al Hotel Fussion Primavera **, un acogedor hotel ubicado en un excepcional emplazamiento en pleno centro de Benidorm, en el corazón de la Costa Blanca.

El Hotel Fussion Primavera está situado en un lugar ideal para disfrutar de unas vacaciones relajadas junto al mar con todos los servicios necesarios a mano. Se encuentra en 2ª línea de mar, a tan solo 100 metros de la dorada arena de la playa de Poniente, un lugar del que uno no puede irse sin disfrutar al menos una vez de sus fantásticas puestas de sol.

Este hotel de la cadena Fussion Hoteles se encuentra además junto al Parque de Elche y a solo 200 metros del castillo, donde hay un mirador desde el que deleitarse con sus fabulosas vistas del mar Mediterráneo.

Además, el hotel se emplaza en una animada zona en la que descubrir el auténtico ambiente de Benidorm, con numerosos bares, restaurantes, tiendas y locales de ocio a escasos metros.

Es un acogedor hotel para disfrutar en pareja o en familia en Benidorm, rodeado de todos los servicios que durante años han hecho tan famosa a la capital de la Costa Blanca.

La decoración del hotel es fresca y funcional. Sus habitaciones destacan por un diseño alegre y lleno de luz que convierte sus estancias en el lugar ideal en el que disfrutar de unas relajadas vacaciones a orillas del Mediterráneo.

Las habitaciones estándar del Hotel Fussion Primavera disponen de luz natural que hace muy agradable la estancia en ellas. Todas cuentan con baño completo, aire acondicionado y calefacción, teléfono y balcón privado.

El hotel pone a disposición de sus clientes un restaurante bufé con cocina internacional y gran variedad de platos fríos y calientes, así como un bar cafetería de ambiente agradable en el que se sirven bebidas. Entre sus servicios destaca también la conexión wifi a Internet gratuita en las zonas comunes, una sala de televisión y una terraza común.

Las claves del hotel:

–          Wifi gratuito en las zonas comunes

–          Restaurante bufé con cocina internacional

–          Recepción 24 horas

 

 

El plan perfecto para San Valentín: una escapada a un hotel boutique

Independientemente de que seamos más o menos románticos, lo cierto es que -sin saber muy bien por qué- es llegar la fecha del 14 de febrero y tener unas ganas incontrolables de sorprender a nuestra pareja con algo bonito, romántico y original… Un detalle que nos sirva para demostrar lo que sentimos por quien convive con nosotros.

Sí, San Valentín está a la vuelta de la esquina así que toca elegir un buen regalo para dos. Nuestra opción de este mes no podía ser más clara: ¿qué tal regalar un estancia en un hotel boutique con un viaje relámpago a uno de esos destinos de nuestra geografía que nunca dejan de sorprendernos? Este mes nos decantamos por tres pesos pesados: Madrid, Sevilla y la siempre bella ciudad de Barcelona.

Sevilla, siempre auténtica y romántica

Pocas ciudades de nuestro país son tan románticas como Sevilla, la capital de la comunidad andaluza. Con sus rincones llenos de encanto, con una cultura única en el mundo y con una carácter que enamora desde el minuto 1, la capital hispalense es el destino perfecto para vivir una San Valentín único y altamente romántico.

De los muchos puntos a visitar, el Barrio de Santa Cruz se lleva el gato al agua por su belleza y su arte. Un barrio en el que toman forma algunos de los hoteles boutiques más románticos de la capital, hoteles como el Petit Palace Canalejas.

Madrid para dos

Por su oferta de ocio y por su fuerza histórica y cultural, Madrid es otro de nuestros destinos recomendados para este San Valentín 2017. Una ciudad con hoteles tan bonitos como el Petit Palace Triball en la que disfrutar de paseos únicos (como los que ofrece el parque del Retiro o la Gran Vía), cenas románticas en restaurantes de nivel y en el que regalarse algún que otro te quiero y muchos caprichos.

Un San Valentín con sabor mediterráneo

Pasear cogidos de la mano por la playa de la Barceloneta, descubrir los rincones del Barrio Gótico, perderse por los entresijos del Parque Güell y descubrir la majestuosidad de Montjuic son algunos de esos planes que siempre sientan bien en un viaje a Barcelona. Un destino que se vuelve todavía más romántico cuando se eligen hoteles como el Petit Palace Barcelona.

FERGUS Hotels, una cadena en continua expansión

Dicen que el secreto de una marca, de una compañía o de un proyecto que quiere destacar, reside en saber crecer y evolucionar. Sí, en las cadenas hoteleras (independientemente de que sean más grandes o más pequeñas, nacionales o internacionales) esto es una realidad y es que ¿cuántas marcas hoteleras hemos visto nacer con un único hotel para luego tener presencia en medio mundo?

En este punto, la cadena FERGUS Hotels marca un antes y un después. Una cadena hotelera joven pero sobradamente preparada que ha sabido convertir su entramado hotelera en una auténtica referencia en los destinos de Almería, Mallorca, Ibiza, Barcelona y Girona. Con quince hoteles FERGUS Hotels ubicados en estas zonas estratégicas, la marca ha anunciado nuevos proyectos y un nuevo giro de tuerca. ¿La muestra? La apertura de hoteles tan encantadores y bonitos como el nuevo Fergus Style de Palmanova (en Mallorca), una de las últimas incorporaciones de su flota.

Fuertes en el sector de las tres y cuatro estrellas, Fergus Hotels ha sabido crecer en el tiempo gracias a una filosofía del trabajo muy clara; una filosofía basada en la calidad y en la satisfacción directa para con el cliente. Y es que, como bien queda remarcado en su manifiesto empresarial, la única finalidad de la marca es hacer que las vacaciones de sus clientes “se conviertan exactamente en lo que desean y merecen”.

Pon un spa en tu vida al mejor precio

A la hora de hablar de esos extras que han llevado a Fergus Hotels a ser una cadena destacada cabe señalar su popular servicio de SPA. Un plus del que pueden disfrutar los clientes alojados en los hoteles con SPA de la marca y que es extensible a todos aquellos que quieran vivir unas horas de relax, siempre al mejor precio y con toda la calidad de una hotelera como la que hoy nos ocupa.

Así, los clientes de Fergus Hotels podrán elegir entre las bondades que ofrecen los centros de SPA del Fergus Style Mar Mediterrania de Barcelona (con un SPA en el que no falta la demandada Therapy TBS), el Fergus Style Pollensa Park (en el norte de Mallorca) y -como no- del espectacular FERGUS Style Palacio Mojacar SPA, en Almería.

¿Hoteles divertidos en España?

Haberlos,hailos. Y son cada vez más. La mayoría dedicados a niños y un porcentaje creciente a jóvenes y grupos de amigos, son hoteles de playa en destinos punteros que suelen brindar acceso directo al mar y a atracciones significativas dentro del lugar de vacaciones elegido.

Hailos. Tantos, tan diferentes y variados, que también los hay que rizan el rizo y, directamente, ofrecen el parque de atracciones dentro del propio resort como es el caso del Sol Katmandú Park en Magaluf o los hoteles Picapiedra, de la misma firma y que se pueden encontrar en casi cualquier destino turístico de primera categoría: Mallorca, Menorca, Canarias… Estos últimos hace años que funcionan y, en su día, revolucionaron el concepto de hotel para familias tradicional incorporando servicios que dan más protagonismo a los niños que a los adultos y donde las actividades y casi todo en el hotel está orientado a que los pequeños se diviertan y los padres puedan dedicarse tiempo libre sin complicarse demasiado.

Hoteles en España con amigos

Hotelesen España con amigos

Además de Sol Hotels, el panorama de los hoteles divertidos para niños y para amigos se ha abierto bastante con nuevas incorporaciones como Olé Hotels, algunos hoteles urbanos de la Petit Palace en los que se ha apostado por habitaciones familiares en Madrid y Barcelona con literas, Internet y videojuegos; hoteles en Mallorca como THE FERGUS Resort y algunos hoteles de la cadena Garden Hotels.

El concepto de hotel de diversión varía, evidentemente, del público al que va dirigido. Así, los hoteles familiares que tienen la diversión como principal atractivo de alojamiento buscan siempre combinar la tranquilidad que necesitan los mayores con la energía a raudales de los pequeños. En los casos de hoteles para jóvenes, la idea es clara: servicios muy vinculados a la fiesta, la playa, sesiones de Djs, música en directo, coctelería especializada en los más modernos y restaurantes que abren todo el día y ofrecen brunch a casi cualquier hora.

En este segundo caso, se podrían incluir algunos hoteles para amigos, si bien existe una categoría que cumple casi las mismas funciones sin estar tan ligados a la fiesta y la música. Son los hoteles Solo Adultos que suelen configurar actividades para parejas pero también para los que, viajando en grupo, quieren disfrutar de destino, deporte, experiencias e incluso conocer gente dentro del propio hotel.

Hoteles para modernos, hipsters y gente cool

Soy moderno porque el mundo me ha hecho así… Y encima está de moda. Sí, los modernos, los hipsters, los gafapasta, la gente cool, llamadlos como queráis, que haberlos hailos y son multitud. Existen, se mueven, viajan y eso ha hecho que el sector hotelero haya vuelto las miradas hacia ellos… y se haya dejado barba.

Lo contamos con la sonrisa de medio lado, pero es la purita verdad: vivimos en una sociedad con un síndrome de pertenencia al grupo elevado a la máxima potencia, donde las modas y las tendencias corren como la espuma y se extienden democráticamente por todas las clases sociales y estratos. Sin dejar títere con cabeza.

Las modas, las tribus urbanas, los encasillamientos, las generalidades, la gente, las costumbres y los gustos. Nunca pertenecería a un club en el que se me admitiera como socio, decía Groucho Marx. Pero, al final, todos nos sentimos más o menos identificados con una serie de cosas que nos hacen crecer ese sentimiento de grupo, de clan, de club en el que podemos disfrutar de que hay otros como nosotros y, al mismo tiempo, de que somos diferentes a todos los demás.

Cuando viajamos, evidentemente, sucede un poco lo mismo: queremos viajar a lugares que se adapten a nuestros gustos, donde haya opciones para sentirnos más nosotros mismos que nunca pero donde podamos compartir momentos e historias con otros que disfrutan de lo mismo que nosotros. Y diferentes al resto.

El sector turístico, de hecho, siempre ha viajado sobre perfiles de público diferente. Una tendencia que ha ido afianzando en los últimos años, creando una especialización más profunda cada vez: un hotel para cada tipo de viajero. Hoteles Solo Adultos, hoteles para niños, hoteles para eventos, hoteles para seniors, hoteles para deportistas… Y claro, no podían faltar los hoteles para modernos, para todas esas nuevas tribus que, además, tienen entre sus principales gustos el viajar y el disfrutar al máximo de las cosas buenas. Unos sibaritas, de toda la vida. Sí, y para ellos han surgido iniciativas tales como los hostales de diseño (como la cadena internacional Generator) o hoteles como el The Fergus Magaluf Resort, el hotel Ópera Garden en Barcelona o el Catalonia Barcelona Plaza.

Todos estos hoteles modernos, dinámicos, de cuidada decoración y con servicios a la última son sus predilectos. Espacios de relax diáfanos, muebles que combinan lo vintage con la más alta tecnología, gastronomía al gusto, con horarios flexibles, totalmente personalizables, música, fiestas y, sobre todo, ambiente selecto. Ambiente moderno, ése del que todo el mundo quiere formar parte.

¿Cómoesunhotelmoderno?

Diseño específico.- Pues lo primero que debe tener, como hemos mencionado, es un diseño especial, distinto (aunque igual en su segmento). Detalles con los que su público se identifica y que quiere fotografiar y compartir. Porque parte de lo importante es precisamente eso: compartirlo, mostrarlo, presumir. Nadie mejor que el propio huésped para difundir la palabra, el boca a boca, el yo he estado aquí ¿tú aún no?nopuedeser. Sí, crear en el usuario la necesidad de querer compartir el lugar en el que está alojado es tener una batalla ganada (si no la guerra completa).

Servicios innovadores.- Siempre más y mejor. Alojarseen unhotel con wifi gratis en Madrid es lo básico. Imprescindible. Ahora lo que se pide es que, además, uno pueda dormir en habitaciones con ordenadores junto a la Puerta del Sol. Así, incluso son iPad. Y nunca menos. Si, además, ofreces bicicletas gratis para recorrer el destino, zonas Chill Out en las que presumir de vistas (los hoteles con azotea en Madrid son algunos de los más demandados hoy en día) o un restaurante con chef de renombre, el triunfo está prácticamente asegurado.

Habitaciones personalizadas.- Cada una diferente a las demás, con un motivo o una frase que marque el hilo conductor de la experiencia. No importa si grande o pequeña, la habitación debe dar al huésped la sensación de ser ese espacio único que ha sido diseñado especialmente para él.

Animación temática.- Si ofreces algo para diversión de tus huéspedes ha de ser algo con lo que se puedan identificar o, incluso, algo que les resulte determinante a la hora de elegirte. Conciertos en directo de grupos interesantes, fiestas especiales, sesiones de djs, experiencias gastronómicas, planes que permitan descubrir el destino de una forma original…

El valor añadido de un hotel

¿Cómo destacar en turismo? ¿Cómo sobresalir en un sector de negocio donde todo parece ya inventado y reinventado? Complicado, sí. Realmente muy complicado, sobre todo si no se contempla una buena inversión. Y no hablamos solo de una inversión en bienes materiales, sino de una buena inversión en personas que sepan desarrollar un nuevo concepto de servicio o producto turístico y personas que sepan gestionarlo adecuadamente.

Si nos centramos en alojamiento, que es el área que debatimos en este blog, entonces tendremos que hablar de cómo crear valor añadido para un hotel, cómo transformarlo en un atractivo que el viajero tenga, por necesidad, que contemplar cuando decide visitar el destino en el que se encuentra. Un ejemplo excelente de ello es el concepto ideado por el grupo Fiesta, con su ya emblemático Hotel Ushuaia en Ibiza, que ha servido de modelo a seguir para otros muchos pero que siempre contará con la ventaja de haber sido el primero y, además, haber sabido mantener ese puesto con una buena estrategia de marketing y con una incesante cantidad de inversiones e ideas que lo han llevado a ser uno de los hoteles más famosos del mundo en apenas un puñado de años.

Pero un Ushuaia sale muy de cuando en cuando. Dar con la tecla no es nada sencillo, pero sí se puede, si bien no llegar tan alto, sí al menos conseguir reconvertir un hotel modesto o corriente en un hotel de moda. Lo primero es tener muy claro al público al que se dirige, conocerlo a fondo y centrarse en él: escuchar. Hoy en día, en turismo -como en tantos otros sectores- el que no se especializa, muere. Así que toca estudiar segmentos, elegir y saber renunciar. Quien mucho abarca poco aprieta y más en estos tiempos.

IBEROSTAR Grand Hotel Salomé

IBEROSTAR Grand Hotel Salomé

Decidir quién es nuestro público marcará toda la estrategia posterior, ya que marcará toda la idea alrededor de la cual ha de girar el nuevo elemento, el nuevo valor añadido del hotel. Encontramos en este punto la sabia elección que han llevado a cabo las grandes cadenas hoteleras españolas, tanto en territorio nacional como en Caribe y otros puntos del planeta donde gestionan hoteles: apostar por diversificar su oferta y caracterizarla según público y según motivaciones. Hoteles para adultos en Costa Adeje, hoteles spa en Tenerife, alojamientos para parejas, hoteles pensados para niños, resorts familiares en destinos donde hay menos competencia en este segmento… Todos son el fruto de una estrategia pensada con coherencia, en la que se han distribuido elementos clave entre todos los hoteles del grupo con el fin de no renunciar a ningún tipo de público y, al mismo tiempo, ofrecer a cada uno una propuesta más personalizada de viaje.

Es cierto que cuando se trata de una cadena mediana o pequeña de hoteles o, incluso, de un hotel en solitario la capacidad se ve muy limitada: ¿qué hago, renuncio a parte de los posibles clientes? Pues, a veces, no queda otra. Eso sí, nada de hacerlo a lo loco: es necesario hacer un buen estudio de mercado, un trabajo de campo analizando a los clientes, a los servicios adicionales que ofrece el destino y nuestro entorno inmediato, valorar el perfil de viajero que nos puede dar más rentabilidad, etc.

Por ejemplo, los hoteles solo adultos o los hoteles para parejas suelen ser una buena fórmula en zonas urbanas o en destinos de playa tranquilos. Un buen ejemplo de desarrollo de propuesta lo encontramos en el Grand Salomé, un hotel con suites solo para adultos en Costa Adeje, que es, en realidad, el resultado de destinar parte de un resort Todo Incluido para familias a zona exclusiva de lujo para parejas y pequeños grupos de amigos que quieren disfrutar de su tiempo libre sin tener que estar pendientes de niños o molestias ajenas.

Los que reservan en hoteles solo para adultos saben que las tarifas son un poco más altas pero están dispuestos a pagarlas porque el alojamiento les está ofreciendo un plus: la posibilidad de relajarse sin oír el ruido de los niños correteando o llorando por todo el hotel. A esto, luego, se suma todo un abanico de servicios especializados en vacaciones adultas, como son los bares de ambiente Chill Out, los restaurantes de calidad con propuestas de gastronomía originales, la programación de actividades orientadas a mayores de 16 años como puede ser una jornada de buceo en el Atlántico, una fiesta nocturna tipo White Party, una sesión de DJs para bailar mientras se pone el sol…

Reconvertir un hotel para todos en un hotel para parejas con niños puede ser el contrapunto a la opción anterior más oportuno si el destino en el que se ubica el resort cuenta con algún atractivo que, de entrada, lo coloque en la mente de los padres -y, sobre todo, de los niños, que en muchos casos son los que eligen-. Así, por ejemplo, los hoteles en la Costa de Barcelona y los resorts de playa en la Costa Brava (Lloret, Salou…) tienen un punto a favor en este sentido: están ubicados cerca de Port Aventura, uno de los parques de atracciones que mejor sigue funcionando en España. Con eso, ya tienen asegurado un flujo de visitantes de un perfil muy determinado. Familias con niños de casi todas las edades e, incluso, si uno quiere rizar el rizo, se puede pensar en un hotel para jóvenes o en reservar una zona del hotel creando una fórmula económica de alojamiento para grupos de amigos, planteada, por ejemplo, como apartamentos tipo camping, de modo que no exijan muchas atenciones ni se creen molestias o tensiones con otros huéspedes.

hoteles en Lloret de Mar

hoteles en Lloret de Mar

Las ideas pueden ser mil, solo hay que saber cuadrarlas con la realidad que tenemos y con la que queremos tener dentro de las posibilidades que existen. Una reconversión no es volverse loco y sumarse a la primera moda que pase: tu hotel no necesita un spa si la mayoría de tus huéspedes lo que quieren es pasar más tiempo fuera del hotel que dentro, por ejemplo. Sin embargo, sí funcionará si estás en un lugar donde es probable que el tiempo cambie radicalmente de un día para otro, donde tengas abierto en temporada baja y tu spa no tenga que competir con el relax que ofrece ya de por sí la playa, o en una zona donde vayan preferentemente parejas o adultos, que sí gustan más de aprovechar este tipo de servicios.

Piensa, asimismo, que un valor añadido no solo has de diseñarlo pensando en los que vienen de lejos, ya que también puede ser un aliciente para que los propios locales quieran disfrutar de tu hotel, hablen de él y lo conviertan en un referente dentro del propio destino: un punto de encuentro local que no debes perderte, te alojes o no en él. Además de una ventaja contra la temporalidad turística te da una potente arma de marketing, el imbatible boca a boca.

 

Hoteles con reserva anticipada

Una de las mejores formas de ahorrar en vacaciones es ser lo más previsor y organizado posible. Empezar a planear con la suficiente antelación las fechas, el destino y el alojamiento es clave para poder encontrar ofertas de viaje a zonas como Mallorca, la Costa Dorada, Canarias o Andalucía que habitualmente empiezan el verano ya con el cartel de lleno colgado en sus mejores hoteles.

El mito de las ofertas de última hora hace tiempo que se derrumbó: esos descuentos no son más que el fruto de un último intento por parte de los hoteles de llenar y cubrir hasta la última habitación, sea o no la más indicada o equipada del establecimiento. De hecho, esas ofertas last minute de hoteles solo se hacen para habitaciones concretas, sin posibilidad de elección, cambio o reembolso, con condiciones a veces draconianas que aparecen en la letra pequeña y que uno no ve hasta que se las topa de frente. Entonces, lo que parecía un chollo pasa a ser un infierno.

Elegir con calma pero sin retraso es vital. El destino debemos tenerlo claro desde el principio, pues eso nos permitirá organizar el medio de transporte, ya sea avión (lo que implicará lanzarse a las ofertas especiales de las compañías que suelen poner  en marcha a principios de año, cuando ya están casi todos los slots organizados) o coche propio. Asimismo, debemos mirar si queremos o no coche de alquiler en el destino elegido: muchos hoteles incluyen paquetes de alojamiento con coche que pueden ser interesantes en precio, sobre todo si nuestro plan es un viaje activo, con amigos, familia o pareja, con rutas diferentes por parques y playas que no estén en los alrededores del hotel.

El alojamiento es otra de las cuestiones que se debe cerrar cuanto antes. La gran mayoría de los hoteles en Mallorca, Canarias, Levante, Andalucía y los hoteles en la costa catalana aprovechan estos primeros meses del año para ofrecer a los usuarios de sus páginas web tarifas especiales bajo el cartel de “Early Booking”. Esta costumbre, que entronca directamente con el hecho de que los turistas europeos suelen reservar su vacaciones y alojamiento durante enero y febrero. Algunas ofertas de hoteles en Menorca, Ibiza o incluso Tenerife se pueden prolongar hasta marzo, pero por entonces el catálogo de habitaciones y regímenes de alojamiento para elegir serán ya limitados.

hotel para familias en Lanzarote

hotel para familias en Lanzarote

La reserva anticipada es una oportunidad de conseguir vacaciones económicas en destinos y hoteles de lujo. Así, hoteles de 5 estrellas en Santa Cruz, como el Grand Hotel Mencey, se pueden reservar a precios de hoteles 4 estrellas sin renunciar a ni un solo detalle o comodidad. Es en estos hoteles de 4 y 5 estrellas donde se puede conseguir una mejor relación calidad precio. Asimismo, los resorts familiares en zonas como Lanzarote o la costa de Almería crean paquetes especiales en los que la diferencia no es tanto el precio como la cantidad de ventajas que incluye por la misma tarifa.

No pasa lo mismo con los hoteles en Barcelona, Madrid, Valencia o Sevilla, que son hoteles urbanos, donde la estacionalidad no existe y la antelación de la reserva solo se mide por la cantidad de días o meses que haya hasta la fecha de entrada seleccionada. Reservar con el early booking en hoteles en el centro de Palma, sin embargo, sí es posible ya que, aunque son hoteles de ciudad, están en una urbe eminentemente estacional.

Algunos hoteles para niños brindan la posibilidad de que, reservando de forma anticipada por su web oficial, se pueda tener prioridad en la elección de las habitaciones más exclusivas, conseguir descuentos para los restaurantes del hotel o bien gratuidades en las actividades de ocio y deporte que ofrecen.

Hoteles con fiestas para niños

Hoteles con fiestas para niños

Sea como sea, es importante siempre leer todas las condiciones de la reserva antes de formalizarla, consultar al establecimiento si consideramos que algo no queda lo suficientemente claro a través de los textos que hayamos leído en su web y preguntar todo aquello que pueda suponernos un trastorno a la hora de calcular gastos y preparar las vacaciones. ¿Qué incluye exactamente el Todo Incluido? ¿Qué valor añadido aporta una habitación Deluxe, Superior o Premium? ¿Cuándo son cajeables los vales de comida y cenas en los restaurantes? ¿Para qué fechas es válida la promoción? Todo lo que se nos ocurra, aunque creamos que es una obviedad, puede servirnos de ayuda a la hora de decidir y conseguir realmente unas vacaciones económicas para este 2015.

La Cocina del Mencey, clases de cocina en el IBEROSTAR Grand Hotel Mencey

El IBEROSTAR Grand Hotel Mencey es un hotel gastronómico en Santa Cruz de Tenerife, que cuenta entre sus servicios con un Aula de Cocina pensada para impartir clases de cocina, show cookings en directo, realización de eventos , bodas y reuniones familiares. 

El Aula de Cocina del Mencey garantiza a los huéspedes del hotel, una estancia de sabores y sensaciones únicos, en un enclave idílico. Pueden además disfrutar del Iballa Cocktail Bar y sus exclusivos combinados. 

Descubra con el video los secretos del Grand Hotel Mencey.

 

La renovación de la Calle 100 de Bogotá

La Calle 100 de Bogotá o avenida de España es una de las principales vías de la capital de Colombia, núcleo de negocios y comercios es también una cómoda y segura zona residencial del área norte de Bogotá. En ella se encuentran también algunos de los mejores hoteles de bogotá para ejecutivos y escapadas de ocio a la ciudad y en los próximos años será objeto de varias actuaciones orientadas a remodelar su aspecto y a mejorar su entorno.

El programa público “Bogotá Avanza” contempla toda una serie de acciones encaminadas a descongestionar sus vías principales de conexión con el resto de la capital y varios proyectos privados construirán nuevos bloques de oficinas en la zona en la que la Calle 100 se cruza con la carrera 7, junto al puente elevado que será eliminado en favor de uno más bajo y con toda una estación subterránea de transporte público.

Suite hotel Dann Carlton Bogota

Suite hotel Dann Carlton Bogota

En superficie, en esta zona de intersección, se creará una gran plaza de locales comerciales, centros de negocios, culturales y zonas verdes por las que pasear. El objetivo es revitalizar las zonas menos concurridas y dotar de vida a toda la calle, aprovechando que se ubica en una de las zonas más seguras de la capital y que hay numerosa población que reside en el área.

En los alrededores de esta gran avenida se encuentran la parroquia de San José de Calasanz, el parque residencial de la propia Calle 100, el consulado de Venezuela, la Universidad Militar Nueva Granada, la Escuela de Armas y Servicios, el Teatro Patria…

Encontrar alojamiento en la zona es relativamente sencillo, sobre todo si se busca un hotel en Bogotá para negocios, viajes de trabajo o reuniones de empresa. Algunos de los más destacados son el Hotel Calle 100 Bogotá, el Dann Carlton Bogotá y el Hotel Parque 93 Bogotá.

Palma, capital de la desestacionalización turística en Baleares

Ha vuelto el fantasma de la desestacionalización a dejar sonar sus tacones por los pasillos de la Conselleria de Turismo. Toc, toc, toc. Llega cargado de propuestas, con un saco de promesas incumplidas acumuladas a lo largo de los años y con las arrugas en la frente de una realidad que choca con las palabras que llenan el pecho de muchos políticos. Sin ir más lejos, hace unos días, el Govern balear comprometía una inversión de 3 millones de euros para 2015 en un abanico de 158 actuaciones de promoción turística para las islas centrada en presentar el destino como una alternativa al tradicional y desgastado sol y playa.

Mientras se habla de desestacionalizar, las principales zonas de turismo de masas de las islas echan el cierre a la temporada cada vez más pronto, apurando solo lo justo el verano, a pesar de que en años como este 2014 el sol y el calor han estado presentes hasta bien entrado el mes de noviembre. Lo que sí apunta maneras de cambio es el centro de Palma. La capital se está poniendo al día para poder atraer turistas todo el año que no solo busquen sol y playa. Agenda cultural con eventos dirigidos al público internacional, hoteles en el centro de Palma con estética boutique y que rozan el concepto de hoteles experiencia, como es el caso del Catalonia Majorica, justo frente al mar en el Paseo Marítimo de Palma. Además, la oferta se completa con nuevas tiendas de lujo, centros de spa urbanos y de deportes… Es solo un primer gesto que deberá consolidarse pero que, desde luego, ha de tenerse en cuenta.

Catedral de Palma de Mallorca

Catedral de Palma de Mallorca

El resto de Mallorca sigue anclada en el sol y playa, pero no sería del todo justo dejarlo ahí. Algunos pueblos como Binissalem o Alcudia han identificado sus puntos fuertes (la enología, el primero, y el deporte, el segundo) y han desarrollado un programa de oferta turística que puede dar que hablar durante todo el año. Además, este cambio de esquema conlleva una necesaria potenciación de la industria local, la más arraigada y artesana, recuperando tradiciones que el sol y la playa habían eclipsado.

Las rutas gastronómicas por los pueblos vinícolas del interior de la isla, el turismo de golf pilotado por resorts de lujo a las afueras de Palma, con campos de golf integrados; el cicloturismo en el norte de Mallorca, la cultura y el ocio nocturno en Palma, las escapadas de bienestar encabezadas por hoteles Solo Adultos con servicios de spa de primer nivel… Todos pueden ser considerados síntomas de un cambio al que la administración parece que quiere aportar su grano de arena.

No obstante, el enfoque sigue estando centrado en los mercados principales (alemán y británico), según señala la Conselleria de Turismo, y, como tercera punta de lanza, se apunta a una recuperación del mercado turístico nacional. Un mercado español que, de acuerdo con los datos que maneja el Govern, ya ha mejorado en 2014 un 10% con respecto a 2013.

Lo que sí es imprescindible es no pensar en el turista solo como parte de un mercado uniforme basado en nacionalidades y tratar de entender las motivaciones que pueden llevar a un viajero, sea cual sea su país de procedencia, a elegir Mallorca y, en concreto, Palma para pasar sus vacaciones o planear sus escapadas.

Con la ventaja que supone para nuestro destino el estar a solo 2 horas de casi cualquier ciudad europea, la administración debe poner su índice en atraer a todos esos viajeros que no se plantean sus vacaciones como un gran mes de sol y playa a orillas del Mediterráneo, con toda la familia y con la pulsera de Todo Incluido luciendo en su brazo. El margen está en los demás, en los que quieren un destino para pasar un puente de vacaciones largo, sin presupuesto fijo, con la intención de disfrutar al máximo de esos 4 ó 5 días, probar experiencias nuevas y sentirse, realmente, parte de ese destino.

Centro de Convenciones Majórica Center

Centro de Convenciones Majórica Center

El gasto aumenta de forma progresiva en este tipo de viajeros, que hacen un consumo de mayor calidad, por lo general. Así, suelen optar por reservar habitaciones en el centro de Palma de categoría media alta o bien hoteles de 4 ó 5 estrellas en los alrededores de la capital, como son Illetas, Cala Major, Son Vida o Son Antem. La Playa de Palma sigue mirando al turismo de masas, si bien hay que reconocerle un esfuerzo a la iniciativa privada que, en los últimos 2 años, ha apostado por la remodelación de varios de sus hoteles en la zona, subiéndolos de categoría y tematizándolos. Destacan en este sentido, hoteles como el Royal Cupido de Iberostar, transformado en un Solo Adultos con Beach Club, brunch, cóctelería con sesiones de afterwork y eventos con los que se trata de atraer no solo al que viene de otros países si no al propio residente que busca nuevos espacios para su tiempo libre.

Las vacaciones en familia son más difíciles de desestacionalizar (por no decir imposibles). Los niños son los que marcan la agenda y los meses de vacaciones, que siempre suelen concentrarse en verano. Por ello, aunque muchos hoteles para niños en Mallorca han hecho un buen trabajo de reforma y reconducción de su producto, el fin de la temporada estival suele marcar su cierre: la demanda no puede atraerse en este caso con nada, si los niños tienen colegio, los padres no podrán viajar. Así de sencillo. Y toca asumirlo. Aún así, es un segmento que al subir de categoría sus hoteles ha podido incrementar su margen de negocio: más valor añadido, más precio. Y parece ser que los viajeros que visitan Mallorca están dispuesto a pagar ese plus, siempre y cuando sea, efectivamente, un plus.