De ruta por Hamburgo

Hamburgo es una ciudad marinera, con su puerto –el tercero más grande del planeta- como elemento central y vital que ha marcado toda su historia, siglo tras siglo. Hoy día sigue siendo un recurso capital para una ciudad llena de encanto cultural, dinamismo económico y tranquilidad. Un destino perfecto para desconectar y conocer el norte de Alemania sin renunciar a la versatilidad de una ciudad siempre despierta.

Bañada por el Alster y el emblemático Elba, es una ciudad de agua, de puentes y bellos paisajes. A pesar de ser la segunda ciudad alemana en número de habitantes después de Berlín, Hamburgo muestra un encanto especial que dista mucho de ser el de una gran ciudad tal y como se suele concebir ese concepto.

Hotel Barcelo Hamburg

Hotel Barcelo Hamburg

Para descubrir la auténtica Hamburgo hay una experiencia imprescindible que todo visitante debería programar: un recorrido en barco por el gran puerto de Hamburgo. Otra parada interesante en la ruta es el gran museo de barcos de época, el Museo Rickmer, y la isla al final del paseo del Elba, desde donde se puede disfrutar de una bonita vista de la ciudad.

En la parte del Alster también hay estampas mágicas como la que se puede contemplar en la Alster Arkaden. Esta es una zona bastante exclusiva, con boutiques de moda de primeras marcas y restaurantes gourmet. Cerca está el Ayuntamiento y el principal centro cultural de Hamburgo conocido como Hamburg Kunsthalle.

Habitaciones en Hamburgo

Habitaciones en Hamburgo

La ruta nocturna discurre sin duda por la zona de Reeperbahn, donde se concentran los principales restaurantes, pubs y discotecas más animadas de Hamburgo. En estas calles también se pueden encontrar cines y teatros, eso sí, muy pocos ofrecen versión original y será necesario tener un buen nivel de alemán para disfrutarlos.

Para alojamiento en Hamburgo, uno de los lugares más cómodos es el centro, cerca de la mítica Plaza Principal. Aquí destacan sobre todo los hoteles de diseño junto a la Estación Central de Hamburgo como es el caso del Barceló Hamburg, un exclusivo hotel en el corazón de la ciudad y a pocos kilómetros del aeropuerto.

Respecto al equipaje, si se viaja a Hamburgo fuera del verano, hay que tener en cuenta que Hamburgo es una ciudad del norte, en general de bajas temperaturas. Además, el fuerte viento que suele soplar en sus calles hacen que la sensación térmica sea aún más baja, así que es prioritario que, aparte de un equipamiento cómodo para caminar, se lleve buena ropa de abrigo.

Deja un comentario

15 + 16 =