Descubre las hermosas calas de Lloret de Mar

Lloret de Mar es uno de los enclaves turísticos más populares de la Costa Brava. A lo largo de su costa se pueden encontrar desde amplias playas perfectamente equipadas con todo tipo de servicios hasta calas resguardadas y de aspecto casi virgen en las que perderse y alejarse del mundanal ruido.

 

Es un destino turístico cuya planta hotelera y servicios complementarios se han ampliado y diversificado para cubrir adecuadamente las necesidades de todo tipo de públicos, especialmente las de los segmentos con mayor demanda, como puede ser el del turismo familiar. Así, no es difícil encontrar hoteles con servicios para familias en Lloret de Mar, que ofrecen comodidades para este tipo de cliente como piscinas infantiles, miniclub o animación infantil, entre otras.

Y en lo que respecta a sus playas también hay para todos los gustos. Las personas que buscan las playas más populares y equipadas con todo tipo de infraestructuras y servicios probablemente se decantarán por las de la propia ciudad, alrededor de la cual hay una amplia oferta de hoteles cerca de la playa de Lloret de Mar.

 

También hay muchos hoteles en el centro de Lloret de Mar, desde los que se puede acceder cómodamente tanto a la playa de la ciudad como a los principales atractivos turísticos de Lloret de Mar.

La playa de Fenals es la segunda playa de Lloret. Está situada en una bahía separada del núcleo urbano por un macizo y en la que es posible disfrutar de la comodidad de sus servicios sin tanta masificación de gente. Otra de las playas perfectamente equipadas de Lloret es la playa Santa Cristina, perfecta para el baño cómodo gracias a sus aguas tranquilas y limpias y a su arena fina.

 

Pero en la costa de Lloret también es posible encontrar calas más naturales y menos equipadas, pero increíblemente bonitas como la Cala de Frares. Es una cala de piedras y sin servicios con un nivel de ocupación mucho menor. También de este estilo está la Cala de Trons, también de aspecto muy natural.

 

Cabe destacar también la Cala Boadella, una playa pequeña de 250 metros muy tranquila. Es de arena fina y está rodeada de rocas y vegetación que le dan un aspecto salvaje y virgen precioso.

 

 

Deja un comentario

14 − 13 =