Matalascañas, mar y naturaleza en un mismo destino

Matalascañas es un enclave turístico que, poco a poco y especialmente en los últimos años, está ganando muchos adeptos que escogen este lugar como destino. Este precioso rincón de la provincia de Huelva se ha convertido en el refugio en el que muchas familias deciden pasar sus preciadas vacaciones.

Esta población pertenece al municipio de Almonte y está situada en el sureste de la provincia de Huelva. Está ubicada a unos 45 kilómetros de la capital, lo que no le resta interés ya que dispone de multitud de atractivos que seducen a quienes la visitan.

Sin duda, y como buen destino de costa, uno de sus mayores encantos es la preciosa playa de Matalascañas. Es una playa urbana muy bien equipada que se extiende a lo largo de más de 4 kilómetros con un paseo marítimo en el que no faltan numerosos chiringuitos y restaurantes. Arena fina y rubia y aguas tranquilas hacen de éste un lugar perfecto en el que disfrutar del mar y el buen clima.

Además, Matalascañas está situada justo al lado del Parque Nacional de Doñana, lo que le aporta un valor añadido ya sus visitantes pueden complementar unas vacaciones junto al mar con visitas en contacto directo con la naturaleza.

Pero este destino ofrece también la posibilidad de realizar numerosas actividades y deportes como rutas senderistas, visitas en 4×4, paseos a caballo y en barco o avistamiento de aves. Todo ello en un idílico enclave natural como es el Parque de Doñana en el que disfrutar de su flora y fauna.

Imagen de Parques naturales de Andalucía

Todos estos atractivos hacen de Malascañas un lugar especial en el que pasar unos apacibles días de vacaciones rodeado de la familia. Un ambiente relajado en el que mar y naturaleza se conjugan para el deleite de sus visitantes.

Hoteles recomendados en Matalascañas:

Deja un comentario

8 + 12 =