De la Costa de Papagayo a Montaña Roja

Desde Montaña Roja a la Costa de Papagayo se dibuja una propuesta de viaje con ocio, relax y diversión asegurada en una de las zonas de Lanzarote más animadas durante todo el año. Enmarcada en la hermosa zona de Yaiza, cuyo corazón reside en la gran Playa Blanca y la bahía de Rubicón, la ruta se desliza de oeste a este por el extremo más sur de la isla y con unas vistas espectaculares de la vecina Fuerteventura.

Si se tiene el alojamiento en Playa Blanca, el recorrido es más aleatorio, ya que se puede elegir uno de los dos extremos como punta de partida. Sin embargo, nuestra recomendación es reservar el hotel en la playa de Las Coloradas con el objetivo de hacer el recorrido siguiendo el movimiento natural del sol, de este a oeste, aprovechando así la luz al máximo.

Desde la costa de Papagayo uno parte con un paisaje de colores tostados, arenas doradas y largas playas turísticas intercaladas con pequeñas calas: playa Mujeres, la Caleta del Congrio, Papagayo… Todo con un marco paisajístico que hace honores a la valoración de Lanzarote como reserva de la Biosfera e isla de contrastes, el imponente espacio natural de Los Ajaches.

Sandos Papagayo Beach Resort

Sandos Papagayo Beach Resort

Poco montañosa y de fina arena, la playa de Papagayo es una de las más frecuentadas en verano pero una de las más tranquilas en invierno, a pesar de que el clima en esta zona de Lanzarote conserva unas temperaturas medias tan agradables que muchos hablan de una eterna primavera: sol, algunas nubes, escasos chubascos y temperaturas medias de unos 19/20 grados. Asimismo, el agua del Atlántico –siempre en calma en esta costa- es un lujo para los bañistas ya que la temperatura media no baja nunca de los 15 grados.

A medida que se avanza por la costa hacia el núcleo turístico de Playa Blanca, donde se encuentran algunos de los mejores hoteles de Lanzarote, pasamos algunos de los grandes resorts que coronan la playa de las Coloradas. A esta altura de costa, se puede observar una gran concentración de barcos y yates en las orillas de las calas y playas que llevan hasta el exclusivo puerto deportivo Marina Rubicón, uno de los más importantes de Lanzarote.

En la Marina Rubicón, los amantes de la vela tienen un activo imprescindible: además de poder alquilar veleros o gestionar un amarre para un barco propio, se pueden realizar clases de vela durante todo el año. Hay cursos para todas las edades, por lo que, si se organizan unas vacaciones con niños a Lanzarote, este puede ser un buen plan para que aprendan y se diviertan mientras los padres disfrutan del relax de la isla. Si tienes tu hotel en Playa Blanca o cerca de la Marina, es la mejor opción para poder estar a un paso de la escuela y, al mismo tiempo, descansar en el hotel durante las horas de clases de los críos.

Apartamentos Villas Coral Deluxe

Apartamentos Villas Coral Deluxe

Siguiendo la ruta por esta costa sur de Lanzarote a través de la Avenida Marítima que recorre todo el litoral desde la Marina Rubicón,  llegamos a lo que se conoce propiamente como Playa Blanca, un lugar de vacaciones idílico para viajar con niños o en pareja ya que ofrece espectaculares playas a un paso del centro de la ciudad (no es necesario pensar en coger un coche ya que todo está al alcance de la mano) y, aunque es un centro turístico de primer nivel en Lanzarote, es mucho más tranquilo que otras zonas como Puerto del Carmen.

El centro del pueblo es pequeño pero cuenta con todo tipo de servicios y comodidades, así como planes para hacer en familia o disfrutar en pareja junto al mar. Desde el muelle de Playa Blanca existe la posibilidad de coger uno de los ferris regulares que conectan a diario la isla de Lanzarote con la de Fuerteventura, permitiendo así a los que se alojen en algunos de los hoteles de Playa Blanca conocer uno de los espacios naturales más hermosos de la isla vecina: el islote de Lobos y el maravilloso parque de Las Dunas de Corralejo.

Pero antes de desviarnos, continuemos por la costa. Dejamos atrás los hoteles Iberostar Lanzarote Park rel=”nofollow” y Marconfort Atlantic Gardens, abandonando la Avenida Marítima y conectando con la Avenida del Faro de Pechiguera una vez pasada la escuela de buceo Dawn Dives. Al llegar a la calle Austria, con el imponente volcán a tu espalda, adéntrate en la península que se abre sobre el mar hasta la zona de las villas de lujo en Montaña Roja: comprobarás que las vistas que se pueden disfrutar desde esta tranquila zona cuando cae el sol son el broche de oro para una ruta inolvidable.

Deja un comentario

cuatro × cuatro =