Un hotel para cada tipo de viajero

La necesidad de ofrecer una propuesta de valor propia y diferenciada es una exigencia de toda cadena hotelera. Algunas optan por competir por precio, otras por tematizar su producto… no existe un patrón concreto ante la atomización del sector y las distintas recetas que cada hotelero debe aplicar en su casa.

A largo plazo, sin duda, las estrategias más sólidas pasan por una mejor definición de producto. Por ello, es frecuente observar como algunas cadenas dedican alguno de los hoteles más destacados de su portfolio a ofrecer una fórmula de alojamiento única para cada viajero, con un alto valor añadido por el cual el cliente sí está dispuesto a pagar un poco más y por el cual estará encantado de volver.

En ellos, la tradición se mezcla con la modernidad, al estilo de los hoteles boutique de las grandes capitales, y tienen un público muy definido.

Destaca entre ellos, la colección de Petit Palace pokies games que ha diseñado la firma vasca Petit Palace Hoteles: hoteles urbanos sofisticados, con una relación calidad-precio sin competencia y con servicios pensados para conquistar al cliente: bicicletas gratis para recorrer el centro de las ciudades, portátil con wifi gratis en las habitaciones, restaurantes con encanto…

Algunos de los más valorados se encuentran Madrid, en las calles del corazón de la capital, cerca de todos los puntos de interés básicos para disfrutar de la ciudad y aprovechar una escapada corta, en pareja, con amigos o en familia:

Deja un comentario

18 − Trece =